El cuidado que debemos tener con el dinero

Por si no tuviéramos ya suficiente con la crisis además se nos presenta el problema de la falsificación de billetes, es verdad que de toda la vida ha estado entre nosotros, pero en estos tiempos el problema se acentúa mucho más si cabe, ya que el dinero es mucho más necesario y desde luego nos hace muy poca gracia el que nadie nos pueda timar. Si echamos la vista atrás nos acordaremos del grave problema que nos suponían los falsificadores de las pesetas, la verdad que hubo muchos billetes que se tuvieron que sacar de circulación precisamente porque no valían nada, igual pensábamos que con los euros estas cosas no iban a pasar y nos las encontramos cada dos por tres, el problema es que si te encuentras con un billete de estas características, debes entregarlo de inmediato a la seguridad de esa tienda o entregarlo en un banco quienes se encargarán de mandarlo al Centro Nacional de Análisis para que pueda dictaminar si es falso o no. Lo que debemos hacer es pedir en la entidad un justificante como que hemos entregado el billete ya que en el caso de que no resulte falso nos darán el dinero, en caso contrario lo perderemos.

Claro es normal que a estas alturas todo el mundo quiera tener en su negocio una maquina detector de billetes falsos sobre todo ahora en verano que las salidas y las compras se acentúan mucho más, la llegada de turistas hacen que las alarmas salten y se deba tener sumo cuidado a la hora de pagar y de recibir el cambio. Lo que nunca deberemos hacer es en el caso de sospechar que nos han colado un billete falso es intentar pagar nosotros con él ya que estaremos incurriendo en un delito que nos podría salir algo caro. Lo mejor de todo es estar muy atentos, intentar sobre todo detectarlos con el tacto hay varios trucos que podemos poner en práctica y evitar con ello que nos puedan así engañar, palpando la impresión en relieve nos dará muestras de que no es un billete falso, además de mirar el billete al trasluz para ver la marca de agua y el hilo de seguridad, son algunas tácticas con las que podremos evitar que nos den gato por liebre a la hora de salir a comprar a cualquier sitio, pudiendo hacerlo de manera tranquila.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked. *

Related articles