Ventajas de las piscinas saladas en tu hogar

Todos siempre hemos soñado en algún momento con tener piscinas en nuestras casas, para que nuestra familia y amigos se deleiten. Pero ¿sabías que existen piscinas saladas? Quizás la idea de tener sal en los ojos y en la boca no te agrade.

Pero ¡espera! Tiene increíbles ventajas el escoger este tipo de piscinas y a continuación, vamos a mencionarte 4 de ellas.

Ahorrarás más

Los clorados salinos son sumamente costosos en las piscinas de agua dulce, pero en las de agua salada suelen ser más económico, ya que no se necesitará invertir en diversos productos químicos.

Ya que la sal es mucho más barata y tiene un consumo mucho menor, lo que implica un ahorro sustancial en lo que se refiere al cloro.

La calidad del agua es superior

Cuando el agua pasa por un proceso de electrólisis y contiene sal, la calidad es muy superior en comparación a lo que ofrecen, por ejemplo, los sistemas de cloración tradicional.

Lo que significa que el baño será muy placentero para las personas, en especial porque se evitan las irritaciones de piel por el cloro y otros químicos gracias a que el agua contiene sal y el nivel de ésta es casi imperceptible.

El cloro

Una piscina normal necesitará un control del cloro constante, además de una supervisión sobre las cantidades y frecuencia del uso de otros productos químicos para evitar accidentes.

En una piscina de agua salada, los sistemas de electrólisis terminan por ser más seguros porque no emplean el cloro, puesto que éste se genera en el agua de forma directa (lo que se conoce como cloro gaseoso).

 Éste va a disolverse de inmediato sobre el agua y así garantizará una desinfección rápida sobre tu piscina, lo que significa que podrás usarla sin inconvenientes.

Cuidas al planeta

Por si no lo sabías, los cloradores salinos son amigos del medio ambiente, ya que no suelen liberar gases nocivos para nuestra atmósfera, ciñéndose a un ciclo ecológico para así tratar el agua de tu piscina.

Lo que significa que, ante la ausencia de químicos, es mucho más saludable para tus hijos y hasta para tus mascotas. Además de que no deberás cambiar el agua con tanta frecuencia como en los sistemas tradicionales.

Como habrás visto, las piscinas de agua salada tienen grandes ventajas, entre ellas cuidar tu salud y la del medio ambiente, a la vez que evitan que gastes dinero de más.

Es decir: la misma diversión ¡y menos riesgos! Esto hace de la adquisición de la piscina algo mucho más atractivo. Y tú ¿te animarías a invertir en una piscina salada?

Related articles